jueves, octubre 20, 2005

TRATAMIENTOS

Gracias de nuevo por vuestras atenciones y en especial a tí Totto por compartir también tu experiencia.
¿Sabéis? Como dije ya es cierto que vivo en un país con acceso a tratamientos y demás. Me considero afortunado y, a la vez, un poco "culpable" por estar quejándome o lamentándome, cuando hay tantos millones de afectados por esto (y otras cosas) que sí están, realmente, condenados. Sin embargo, este blog intenta tratar de sentimientos, no de justificaciones. Es algo personal y subjetivo.
En el aspecto que conmentábais en el post anterior, sobre el control de la enfermedad, tranquilos (os agradezco la preocupación). Yo supe que estaba infectado casi en seguida (a los 3 meses del contagio). Al principio fue un poco lioso porque fui a hacerme los primeros controles a una ciudad lejana. Finalmente tengo ya mi médico. Creo que es importante confiar en el personal que te trata y, por suerte, es un tipo "humano". Quiero decir, que sigo controles desde el principio.
Sé que los principales datos evolutivos son la carga viral y el número de CD4. Pero actualmente hay cierto cambio de actitud sobre cuándo comenzar el tratamiento. Debido a que los CD4 son recuperables con los tratamientos actuales, se tiende a esperar a empezar a tratar cuando llegan a una cifra prudencial (no sé, 200 ó 300 por decir algo), independientemente de si la carga viral es alta o baja.
Ejemplo, mi caso: yo tengo una carga viral alta (muchos virus me rondan por el cuerpo) pero tengo unos CD4 normales (800-1000). Por tanto no recibo tratamiento.
¿Es mejor empezar antes o después? Pues, como todo, la medicina evoluciona y los cambios son aceptados por los grupos médicos antes o después. De ahí que, ahora, hay actitudes de todo tipo.
Para mi lo importante es que confío en quien me trata y me dejo llevar.

Por otra parte, en mi búsqueda de gente "afín" (sea o no seropositiva) intento siempre acercarme al optimismo. Como decía Totto, a las ganas de vivir.
Por supuesto, miedos los tenemos todos. Natural.
El que no los tiene es porque no ha pensado jamás en su vida. Y eso tampoco es la felicidad.
"La única cosa que se me ocurre para alguien que sobrevive a algo terrible, es que alguien le quiera" [Esto lo ha dicho Isabel Coixet, hablando de su última película].

2 comentarios:

Blogger Kine ha dicho...

Pues me tranquiliza saber que estas tomando cartas en el asunto y que te estas atendiendo. Ahora que de dejarte llevar por la opinion del medico, en mi muy personal opinion, TU eres quien debe decidir que es lo que quieres hacer con TU salud y el medico debe aconsejarte lo que el profesionalmente piensa que es mejor, que para eso esta, pero la ultima palabra la debes tener tu siempre.
Hasta donde yo se es que los CD4 no tardan mucho en disminuir una vez que la carga viral es alta, espero estar equivocado.
Estoy de acuerdo contigo que el tener miedos es de lo mas natural, es parte de nuestra naturaleza, pero tambien uno debe saber enfrentarlos y superarlos, definir hasta donde son reales y ponerlos en prespectiva y saber actuar ante ellos, esto es parte de la misma lucha por la vida.
Que el optimismo siempre triunfe en ti y que te ayude a vencer cualquier miedo...

Saludos!

3:15 p. m.  
Blogger Bluemoon ha dicho...

Hola, me encontré tu blog por casualidad visitando la página de blogueros gay. Al igual que tú llevo un tiempo buscando blogs de otras personas seropositivas para poder tomar referencias diferentes a las mías.
Hace bastante tiempo ya que has puesto este post, pero aún así me sentí impulsado a contestar pues llevando 13 años ya con esto encima tengo alguna experiencia e información para compartir, espero que pueda serte de ayuda.
Efectivamente la estrategia más aceptada actualmente es demorar el inicio de la toma de antiretrovirales hasta que el sistema inmunitario no se vea significativamente afectado (las cifras rondan los 200-300 cd4). La idea es permitir al organismo actuar sólo hasta que estas defensas no se vean seriamente afectadas permitiendo así al organismo ganar un tiempo importante antes de empezar el "bombardeo" con estas terapias que aunque efectivas se sabe que pasan factura con el tiempo.
Fundamentalmente estas terapias terminan afectando a los órganos a través de los cuales se metabolizan: hígado y riñones principalmente. También provocan desarreglos metabólicos de los lípidos lo que implica la aparición de lipodistrofia o lipoatrofia(no en todos los individuos de igual forma ni en el mismo espacio de tiempo), dos enfermedades relacionadas con los antiretrovirales que tiene efectos estéticos y en algunos casos pueden presentar riesgos cardiovasculares.
Efectivamente las defensas se vuelven a recuperar gracias a las terapias aunque se sabe que algunas poblaciones específicas y minoritarias de cd4 pueden verse eliminadas, no obstante esto no supone mayores complicaciones para recuperar una inmunidad aceptable (yo en 13 años nunca he sufrido una enfermedad oportunista y llegué a caer hasta los 120 cd4).
En todo caso y aunque haya factores como el subtipo viral, las propias características genéticas del individuo frente al virus y frente a las terapias que puedan hacer variar la evolución de la enfermedad, algo que es fundamental es mantener unos hábitos de vida sanos: hacer ejercicio regularmente, no fumar, no beber alcohol, alimentarse adecuadamente y seguir los tratamientos (si los estás tomando claro) a rajatabla informando a tu médico de cualquier eventualidad son factores que van a determinar una calidad de vida (y cantidad, por supuesto) que puede hacer que los miedos y las ansiedades pasen de ser una cuestión prioritaria a una cuestión que ocupe un lugar más normalizado en nuestras vidas...
Un saludo y espero que regreses pronto por aquí!!

12:41 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal